Misericordia y Victoria

Misericordia y Victoria

jueves, 23 de mayo de 2013

Crónica de el viaje a la Magna Mariana de Granada

El palio de María Santísima de la Concepción a su salida de la Catedral





No vamos a extendernos demasiado en lo que es evidente. Y es que como rezaba el titular sobre la Magna Mariana publicado por la red "Granada bordó la Magna Mariana". Afortunadamente y gracias a la gente que se sumó al viaje organizado por la Cofradía fuimos testigos de este evento que el mundo cofrade Granadino y los miles de asistentes de la geografía andaluza pudieron presenciar. Eran las 10.30 horas aproximadamente cuando llegamos a la Plaza del Triunfo. La primera parada de nuestro viaje era la Catedral Granadina para ver los 33 pasos en los naves laterales del templo Granadino. Al llegar, la cola ya era considerable a pesar de la llovizna que estaba cayendo. Pero una vez dentro uno piensa que mereció la pena la espera. Los pasos, perfectamente dispuestos unos junto a los otros, dejaban presenciar los más minuciosos detalles de bordados, orfebrería y cera. Todo era armonía, belleza en su conjunto.
Al salir de la Catedral la cola triplicaba a la que en un principio nos encontramos a la llegada. Junto a eso la lluvia hizo acto de presencia de manera intensa, haciendo peligrar la Magna prevista para las 17.00 horas. El tiempo estaba raro por momentos, inestable, que es lo peor que puede pasar.
Con esta intriga nos fuimos a comer por la zona, no intentando alejarnos demasiado de Pasiegas para poder estar a tiempo dada la aglomeración de gente prevista a la salida de las Imágenes. Desde las 16.00 h estuvimos en Pasiegas esperando la tan ansiada hora. El tiempo se estaba portando hasta 5 minutos antes de las 17 h. Una inoportuna nube se instaló sobre Granada dejando caer lluvia que hicieron retrasar el evento en un principio hasta las 18.00 h. Afortunadamente no hubo que esperar tanto, ya que a las 17.30 horas la Puerta de la Catedral se abrió ante el júbilo del gentío en Pasiegas. Fue salir la Cruz de guía de Sta María de la Alhambra y respirar aliviados. Y a partir de ahí la Madre de Dios por nada más y nada menos que 33 veces se presentó a su Granada y sus visitantes. Pudimos observar la belleza que vimos en la Catedral pero esta vez en movimiento. La belleza adquiría plasticidad engrandecida por la luz que se adueñó de Granada.
Momento estelar la de las Patronas de la Provincia. Quien esto escribe se queda aparte de lo anterior con la ilusión y fervor de los pueblos de Loja, Motril, Ugíjar, Almuñecar y Alhama de Granada. La ilusión y vítores eran patentes en los habitantes de estos pueblos al ver a sus Patronas por las calles Granadinas, amén del gran trabajo que desempeñaron en la calle.
Tras dirigirse todas las Hermandades a la Basílica de las Angustias para dar las gracias  a la Patrona de Granada cada Hermandad volvió a su templo, obsequiándonos con imágenes espectaculares de cruces entre varios palios por las inmediaciones de Reyes Católicos, Plaza Nueva y Gran Vía de Colón. Pudimos ver a Palios como los de la Merced, Concepción, Aurora, Maravillas y Ferroviarios en distintos puntos ya de regreso a sus Sedes Canónicas.
Ya a las 0.00 horas el bus nos esperaba en la Plaza del Triunfo para regresar a Berja. El día había sido largo, pero nos fuimos con la satisfacción del que presencia un acontecimiento de esta magnitud.


          

No hay comentarios:

Publicar un comentario